LA RUTA DE LA CAMELIA A TRAVÉS DE LOS MEJORES PAZOS GALLEGOS

LA RUTA DE LA CAMELIA A TRAVÉS DE LOS MEJORES PAZOS GALLEGOS

Galicia es una tierra de pazos, un tipo de palacio ligado tradicionalmente a la nobleza. Lugares mágicos que en muchos casos abren hoy sus puertas para ser contemplados por todos y en cuyos jardines se esconden algunos de los mejores ejemplares de camelias. Si te gusta la Historia, las casas con encanto y la naturaleza no te puedes perder la guía de Pazos gallegos que hemos preparado para ti, enclavados dentro de la Ruta de la Camelia.  Allá vamos!

PAZO DE FARAMELLO

Uno de nuestros pazos favoritos y por doble motivo; Pazo de Faramello es un lo de los más bellos de toda Galicia pero además, nuestro nuevo punto de venta de aceites de camelia, Acemelia.

Situado entre Padrón y Santiago de Compostela es un edificio del siglo XVIII de estilo barroco con marcada influencia italiana, que delata el estilo genovés de su fundador, el Marqués de Piombino. Una pieza imprescindible dentro de la Ruta de la Camelia. De origen industrial, fue fundado a partir de la la Real Fábrica de Papel del Faramello, pionera de la industria gallega y del que aún hoy es posible visitar sus molinos y aperos.

Un conjunto formado por estanques, piscinas, fuentes, canales y pozas naturales que cuenta con un impresionante jardín francés del siglo XIX en perfecto estado de conversación.  Una auténtica fusión de piedra y agua que transmite una espiritualidad incomparable y que como dijo la escritora gallega Emilia Pardo Bazán, “Pazos hay muchos, el de Faramello es único”. Para no perdérselo!

 

CASA MUSEO DE ROSALÍA DE CASTRO

Para los amantes de la literatura esta Ruta de la Camelia también tiene cabida. A Matanza (Padrón, A Coruña) es el nombre de la casa donde vivió la escritora Rosalía de Castro y lugar desde el que escribió parte de sus famosas obras. Conservando prácticamente inalterada su estructura original permite hacerse una idea de cómo vivía la hidalguía en el siglo XIX en Galicia y recorrer en su espacio los acontecimientos que marcaron su vida y su obra. Podrás además, visitar su jardín. Una excursión fantástica a menos de 30 Km de Santiago de Compostela.

 

PAZO DE OCA

Apodado el “Versalles gallego” es uno de los más espectaculares. Ligado en la actualidad a la familia de los duques de Medinaceli se sitúa en A Estrada (Pontevedra) y tiene sus orígenes en una antigua fortaleza del siglo XII. Los primeros vestigios materiales que aún hoy subsisten datan de mediados del siglo XV y son contemporáneos de los primeros señores de Oca: Álvaro de Oca y su hijo Suero, relacionados con las luchas por la Sucesión de Castilla. Es en el siglo XVIII y, sobre todo, en su primera mitad cuando se intensifica la remodelación y ampliación del conjunto, gracias a sus principales promotores Andrés Gayoso, Señor de Oca y su hijo Fernando que dieron al palacio y sus jardines su fisonomía actual. Se reedificó la vieja torre medieval y  se remodeló la crujía de la fachada que da a la plaza aunque la aportación principal de este VI Señor de Oca, fue el diseño y construcción de los estanques, “dignos”, según Otero Pedrayo, “de una villa cardenalicia” que aún hoy, y pese a numerosas transformaciones, siguen constituyendo el eje central en torno al cual se ordena el espacio de los jardines del Palacio de Oca. Si quieres contemplar la camelia reticulata más alta y antigua de Europa tienes que venir a Oca. Te dejará sin palabras.

 

PAZO DE MARIÑÁN

Situado en el lugar de Mariñán, en el Ayuntamiento de Bergondo (a 25 km de A Coruña), este imponente pazo tiene su origen en el siglo XV cuando Gómez Pérez das Mariñas, noble de la corte de Juan II de Castilla mandó construir una defensa. Heredado por siglos de padres a hijos, en la actualidad pertenece a la Diputación de A Coruña ya que sus últimos propietarios murieron sin descendencia, quien lo introdujo dentro de la Ruta de la Camelia. Hoy, se dedica a a fines sociales y culturales y quien lo visite se encontrará no sólo un pazo de cuento sino unos jardines de la escuela francesa formados con mirtos recortados, dibujando complicados encajes de precisas geometrías. Destacan árboles de especies raras y exóticas, entre las que se encuentra un pequeño bosque de eucaliptos, que fueron de los primeros en llegar a Galicia, de la mano del obispo de Nueva Nursia (Australia), Fray Rosendo Salvado.

www.turismo.gal

 

PAZO DE SANTA CRUZ DE RIVADULLA

De grandes proporciones y traza austera, el Pazo de Rivadulla (Vedra, A Coruña), es conocido por su vinculación a la familia de los marqueses de Rivadulla, que aún hoy lo disfrutan, y por sus espectaculares jardines de camelias donde se pueden contemplar hasta cien mil ejemplares de doscientas variedades de camelias que dibujan un recorrido entre estanques, fuentes y cascadas. Uno de los espacios botánicos más fascinantes de Galicia por su diversidad y riqueza floral así como por su valor botánico y paisajístico.

 

 

PAZO DE A SALETA

Situada entre los lugares de A Sobreira y Zancande (Meis, Pontevedra), la finca toma su nombre de la capilla que, dedicada a la Virgen de La Saleta, mandó levantar, entre 1863 y 1870, el coronel Severo Pérez Cardecid, natural de Cambados. En 1968 llegó a Galicia el británico Robert Gimson, buscando un lugar donde poder practicar su gran pasión: la jardinería. Con la ayuda de su esposa Margaret, fue transformando la finca hasta convertirla en un excepcional jardín botánico. Cinco hectáreas de jardín de tipo inglés diseñado con ayuda de la arquitecta paisajística Brenda Colvin y donde las camelias son las verdaderas protagonistas junto con variedades traídas de todo el mundo.

En 1996 una parte de la finca fue adquirida por la familia Rodríguez Coladas quienes restauraron el pazo y la capilla y continuaron con la conservación y el incremento de especies hasta duplicar, en su parte, la colección dejada por Robert y Margaret.

 

PAZO QUIÑONES DE LEÓN

Con orígenes que se remontan al siglo XVII, el conocido como mejor pazo de Vigo es en la actualidad un museo, que junto con sus jardines componen un espectacular conjunto de visita obligada dentro de esta Ruta de la Camelia.

A finales del siglo XIX la finca y el pazo son heredados por doña María de los Milagros Elduayen, VIII Marquesa de Valladares, y su esposo Fernando Quiñones de León, Marqués de Alcedo, quienes emprendieron una importantísima reforma del edificio, otorgándole su aspecto actual. El jardín está divido en seis partes bien diferenciadas: el jardín de acceso, la rosaleda, el jardín francés, el jardín inglés (o “pradera del té”), la solana al fondo y el bosque y en las que podemos encontrar un trazado de setos de mirto que llega casi a lo laberíntico y cientos de especies entre las que destacan los magnolios, los exóticos tuliperos, la rosaleda que perfila es paseo de los escudos y como no podía ser de otra forma, numerosos ejemplares de camelias. Irresistible.

 

PAZO DE RUBIANES

El conocido como “Chateau” gallego tiene su origen en una torre fortaleza del siglo XII. En el siglo XVIII el Señor de la Casa de Rubianes D. Jacobo Ozores fue desterrado a Francia por el Rey Carlos IV y a su regreso se encuentra la propiedad muy deteriorada, decidiendo reconstruirla y contratando a un arquitecto francés que le otorgará el aspecto actual afrancesado al Pazo que hoy conocemos, que más recuerda a un Chateau francés que a un pazo gallego. El jardín posee una colección de camelias única en el mundo con más de 3.000 ejemplares de 800 variedades diferentes, entre las que destacan las llamadas “del duque de Camiña”, que fueron plantadas hace más de 200 años. Cuenta además con varios tipos de jardín entre los que destacan el francés y el inglés

 

PAZO DE QUINTEIRO DA CRUZ

Siguiendo con esta Ruta de la Camelia, los Cinco mil ejemplares de más de mil ochocientas variedades de camelias dan la bienvenida a este fabuloso pazo, ejemplo de la arquitectura neoclásica señorial gallega. Situado en Ribadumia, Pontevedra, es uno de los mejores jardines de Galicia. El pazo, que data del siglo XVIII cuenta con un interesante conjunto arquitectónico formado por hórreos, cruceiros, capilla, lavadero y palomar.

 

PAZO DE LOURIZÁN

Perteneciente a la Diputación de Pontevedra es uno de los mejores ejemplos de palacio romántico (siglo XIX), aunque sus orígenes se remontan al siglo XV. Obra de Genaro de la Fuente Domínguez fue concebido como casa residencial y lugar de veraneo y hoy  está integrado en la estructura del Centro de Desenvolvemento Sustentábel de la Consejería de Medio Ambiente. El Centro de Investigaciones Ambientales y Forestales de Lourizán tiene como objetivo principal la protección, conservación y mejora del patrimonio forestal gallego. Con 54 hectáreas de jardín, campos y arboledas, cuenta con numerosos ejemplares de camelias que hacen de la visita una experiencia única. Si vas a Pontevedra, es visita obligada. Además, en el jardín de las Rías, se encuentra el camelio más alto del mundo, de la especie Camelia japonica.

 

 

CURIOSIDAD: Todos los pazos de la Ruta de la Camelia tienen esta planta en común, la Camelia. Sus flores dan lugar a frutos de los que se extrae uno de los mejores aceites para el cuidado de la piel, ayuda a rejuvenecer la piel de forma natural y consigue penetrar en las capas más profundas por lo que dejan la piel hidratada durante muchas más horas que cualquier otro aceite cosmético. Descúbre las propiedades y usos del aceite de camelia.

 

Start typing and press Enter to search