Champú sólido de aceite de camelia

Champú sólido de aceite de camelia

ACEMELIA presenta el CHAMPÚ SÓLIDO DE ACEITE DE CAMELIA aprovechando los beneficios del aceite de camelia para el cabello y combinándolo con otros aceites capilares beneficiosos como el de ricino y comino negro y aceites esenciales como lavanda, romero cedro y citronela.

Se trata de un champú que puede ser usado por todo tipo de cabellos y que cuida la salud del cuero cabelludo. El resultado es un pelo limpio, brillante y con volumen y un cuero cabelludo hidratado, que respira, sin picores ni comezón. De esta forma conseguimos un pelo limpio y sano durante más tiempo.

La razón de crear un champú sólido es que en él todo es principio activo, por lo que dura mucho más, por lo menos el doble que champú líquido normal, ocupa poco espacio, y reduce la huella ecológica pues no usamos plásticos sino una lata de aluminio reciclable. También eliminamos ingredientes que no benefician al cabello como perfumes, colorantes, siliconas o PEGs.

Champú sólido de aceite de camelia

El aceite de camelia tiene una larga historia ayudando a las mujeres japonesas a tener una piel como la porcelana y un cabello largo, hermoso y brillante.

El aceite de camelia virgen prensado en frio es muy versátil y uno de los muchos usos que tiene es el de ser un excelente hidratante y acondicionador, tanto del cabello como de la delicada piel del cuero cabelludo. Por eso a la hora de elaborar nuestro primer producto específico para el cabello con aceite de camelia, pensamos obviamente en un champú y dado que partimos de un ingrediente que va bien a todo tipo de cabellos queríamos prestar especial atención a la piel que aloja a nuestros folículos pilosos, de la que depende en gran medida el buen estado de nuestro cabello, ya que es donde se aloja la parte viva del mismo.

La composición del cabello externo es como la de nuestras uñas, y aunque el uso de los aceites adecuados les puede aportar hidratación, cuerpo y brillo, la verdadera salud del mismo radica en primer lugar en la alimentación y en el cuidado de la piel del cuero cabelludo, ya que el cabello se encuentra en la piel como un árbol en la tierra.

El cabello es una estructura filamentosa implantada en una cavidad de la epidermis, el folículo piloso, el tallo del árbol sería aquí tallo piloso y la tierra es la delicada piel del cuero cabelludo.

Cuando el pelo crece, en verdad sale se la piel, fuera del folículo. El cabello, que en verdad son células biológicamente muertas, tiene una estructura interna o núcleo (corteza) y una serie de capas protectoras exteriores (cutícula).

Teniendo esto en mente trabajamos para presentar un champú que pueda ser usado por todo tipo de cabellos y que cuide la salud del cuero cabelludo.

Nuestra receta para una cabello sano, limpio y brillante:
Champú sólido como limpiador + Aceite de camelia como acondicionador

Ritual Cuidado del cabello de Acemelia

La selección de aceites naturales y esenciales con la que hemos acompañado nuestro aceite de camelia, son ingredientes que refuerzan sus efectos de cuidado de esta delicada piel, con el fin de mejorar los estados de descamación, eccemas y picores, una problemática muy frecuente, independientemente del tipo de cabello.

El resultado es un pelo limpio, brillante y con volumen y un cuero cabelludo hidratado, que respira, sin picores ni comezón. De esta forma conseguimos un pelo limpio y sano durante más tiempo.

ACEITES NATURALES DEL CHAMPÚ SÓLIDO

Camellia japonica seed oil

Nuestro ingrediente estrella, el aceite de camelia BIO de producción propia mediante presión en frío, penetra en la fibra capilar gracias a su rápida y profunda absorción, dejando el cabello nutrido, reparado y fuerte e hidratado.

Protege el pelo de las inclemencias del tiempo (foto-protector) y ayuda a mantener su humedad natural evitando el encrespamiento, hidrata, restaura y da brillo al cabello de forma natural y de manera duradera.       

Estudios científicos avalan que el aceite de camelia es beneficioso para el cabello por ser muy rico en ácido oleico (casi el 82% de su composición de ácidos grasos) un ácido graso mono-insaturados Omega-3, y otros ácidos grasos esenciales como el ácido linoleico, omega-6. También tiene actividad antibacteriana (Kim et al. 2001) y actividad antioxidante (Onodera et al. 2006, Piao et al 2011).

Su composición presenta agentes imprescindibles para la retención y la mejora de humedad del cabello, capaces de penetrar profundamente en las capas inferiores ayudando a conseguir un pelo brillante y sano.

Esto, unido al poder del escualeno, usado en cosmética como hidratante natural por su rápida penetración (He et al. 2010), da al aceite de camelia una textura y unas propiedades únicas, una excelente hidratación sin sensación grasa.

Ricinus Communis Seed Oil Tradicionalmente usado por sus propiedades para cuidar y estimular el crecimiento del cabello, cejas y pestañas.

El aceite de ricino se extrae de la planta Ricinus communis, y se lleva utilizando con fines cosméticos desde el Antiguo Egipto (4.000 a. C). Este aceite cuenta entre sus propiedades con la de estimular la producción de colágeno y es rico en ácido ricinoléico un ácido graso mono-insaturado, que tiene propiedades humectantes para la piel, lo que lo convierte en un potente hidratante, además de su acción antibacteriana y antiinflamatoria, aplicado de forma tópica, es un aceite que cura la piel y mejora las condiciones del eccema, la dermatitis, la rosácea o incluso la psoriasis.

 Su inclusión en nuestra fórmula se debe, aparte de por las propiedades ya descritas, por ser un excelente acondicionador del cabello, que ayuda a recuperar el brillo y disminuir las puntas abiertas.

El cuero cabelludo con tendencia a la caspa, o que sufre descamación, se beneficia de los efectos hidratantes del aceite de ricino contenido en nuestra fórmula.

Nigella Sativa Seed Oil, Entre todos los aceites el de Nigella, o comino negro destaca gracias a su acción reparadora y anti-caída, que le otorgan una excelente calidad como tratamiento para cabellos quebradizos o dañados.

Los nutrientes de este aceite alcanzan los folículos capilares, dejándolos más fuertes y resistentes, es un aceite que se emplea por sus efectos antioxidantes, antibacteriano, fungicida, cicatrizante y antiinflamatorio.

El aceite de comino negro, debe sus propiedades terapéuticas a su singular composición de nutrientes y compuestos bio-activos. Una formula natural completa que actúa directamente sobre los cabellos para reforzar su crecimiento. Con un fuerte poder anti-caída y activador del crecimiento.

También evita la producción excesiva de sebo y oleosidad que causan problemas como la caspa, purifica el cuero cabelludo y evita las raíces oleosas, además actúa contra el envejecimiento celular y protegiendo el cabello de las agresiones externas.

ACEITES ESENCIALES DEL CHAMPÚ SÓLIDO

Lavándula Hybrida Oil Tónico para el crecimiento del cabello.

Hay estudios que demuestran que la aplicación de aceite de lavanda aumenta significativamente el número de folículos y mejora el aspecto de tanto de los cabellos grasos como de los que sufren de una sequedad excesiva. Además, huele increíblemente bien.

Las propiedades antimicrobianas del aceite esencial de lavanda también tienen repercusiones en el estado de salud del cabello, como impedir el surgimiento de microorganismos como bacterias u hongos que pueden acabar generando picores e irritaciones. Ayuda a eliminar la caspa, reducir la grasa y previene la caída del cabello.

Cedrus Atlantica Wood Oil El aceite natural aromático del cedro del Atlas tiene propiedades anti-fúngicas, antisépticas, y anti-seborreicas.

Se usa tradicionalmente para piel grasa, granitos, caspa ocasional. Ayuda a estimular los folículos pilosos mediante el aumento de la circulación en el cuero cabelludo, promueve el crecimiento y disminuye pérdida del cabello, aportando una mayor densidad y volumen a la melena.

También regula la producción de sebo, lo que es muy útil en caso de que la piel del cuero cabelludo esté seca o con escamas

Rosmarinus Officinalis Leaf Oil. El aceite esencial de romero beneficia la salud general del cabello haciendo que crezca más sano, fuerte y brillante.

Además de limpiar y purificar, el aceite esencial de Romero mejora la salud capilar gracias a sus múltiples virtudes. También ayuda a reducir la caspa, oscurecer las canas e, inclusive, prevenir su aparición.

Romero

Se trata de uno de los más reputados aceites capilares, como tratamiento anti-caída y anti-envejecimiento. El romero aumenta el metabolismo celular, además mejora su salud, previene la calvicie porque favorece la oxigenación de los folículos pilares del cuero cabelludo, lo que estimula la circulación, propiciando el crecimiento y fortaleciendo de las raíces y mejorando la estructura capilar del pelo fino y quebradizo.

Los principios activos del aceite esencial de romero no alteran la producción de grasa en el cuero cabelludo por lo que su uso es ideal para todo tipo de cabellos, beneficia su salud general haciendo que crezca más sano, fuerte y brillante.

Además de aportar brillo y nutrición, es ideal para las melenas oscuras ya que tiene propiedades que ayudan a profundizar las tonalidades más oscuras. Es perfecto para cabellos que lucen opacos y apelmazados porque ayuda a revitalizarlos.

Cymbopogon Winterianus Herb Oil El aceite esencial de citronela tiene propiedades curativas y funciona como un limpiador eficaz.

Flor de citronela

Fortalece los folículos pilosos y alivia el cuero cabelludo irritado y con comezón, por sus propiedades anti-fúngicas ayuda a controlar las infecciones del cuero cabelludo y a eliminar el exceso de grasa, al mismo tiempo que da brillo al cabello y combate la caspa.

 

BENEFICIOS DEL CHAMPÚ SÓLIDO

Lo mejor de este tipo los productos sólidos es que en ellos todo es principio activo, por lo que duran mucho más, por lo menos el doble que champú líquido normal y ocupan poco espacio.

En su composición no se incluyen ingredientes presentes en la mayoría de productos cosméticos, algunos en gran cantidad, como es el agua, y los consiguientes conservantes. Tampoco es necesario un envase plástico (usamos un tarro de aluminio reciclable), con lo que es menos peso en el transporte a los puntos de venta y menos residuos en general, parecen pequeñas cosas, pero que sumadas son medidas que aminoran mucho el impacto ambiental y en el transporte, la famosa huella ecológica.

En nuestro champú tampoco hemos incluido perfume, para evitar los persistentes químicos que lleva este tipo de ingrediente, que pueden ser una fuente de alergias, por lo que su aroma fresco, que es el resultado de la combinación de los aceites esenciales de su fórmula, no persiste en el cabello tras el lavado.

Otros ingredientes que no lleva son siliconas y/o PEGs, por lo que los primeros resultados pueden ser contradictorios, al tratarse de un producto que no aporta este tipo de ingredientes, que cubren el pelo y cuero cabelludo con una película física, lo desenredan y le dan una apariencia de hidratación y sellado a las puntas.

Esto es debido básicamente a que estos ingredientes, que se encuentran en la mayoría de los productos capilares convencionales, enmascaran la situación real, tanto del cabello como del cuero cabelludo, dando una falsa sensación de brillo e hidratación; esta capa va desapareciendo cuando dejas de usarlos y pueden hacer falta varios lavados para eliminar todas esas siliconas acumuladas y empezar a ver el estado real del pelo y el cuero cabelludo. En unos cuantos lavados se eliminan estas siliconas y tanto el pelo como la piel que lo aloja tienden a auto-regular y equilibrar su producción de sebo, tras la repentina ausencia de estos ingredientes oclusivos.

Sobre esta cuestión, recomendamos la completa explicación, de muy aconsejable la lectura, con una información muy clara sobre estos ingredientes y su función en los productos capilares convencionales en este post de Organics Magazine.

Los productos naturales realizan otro tipo de limpieza, sin cubrir o enmascarar el estado real del pelo o del cuero cabelludo, dejándolo respirar. Hay que tener en cuenta que normalmente hay un periodo de adaptación al cambiar de formulación, si se están usando productos convencionales, pero si ya se ha hecho el cambio previamente, se pueden ver resultados desde el primer lavado.

Y si lo que quieres es lucir la melena total, dale un toque en las puntas con un par de gotas de nuestro aceite de camelia puro, hace la función de acondicionador y sérum de acabado porque desenreda, cierra puntas y da brillo al cabello.